La atención al cliente, más que un servicio

La atención al cliente, más que un servicio

Toda empresa, independientemente del rubro al que está enfocada debe de comprender la importancia que el cliente significa dentro de su crecimiento y apasionamiento, y es que uno de los principales que tienen las compañías es lograr tener presencia dentro del mercado, ya que esto es sinónimo de aumento de ingresos y de rentabilidad, pero

¿Quién es el cliente?

Es la persona quien está dispuesta a comprar o rentar un producto o servicio. Este individuo se convierte en comprador y consumidor de lo ofertado por la empresa. A pesar de que esa es la definición general, el cliente no sólo participa en la compra y en el consumo sino también es la persona más importante para la compañía, ya que toda la organización depende de él y no al revés como muchos creen. Es importante que todo negocio tenga en cuenta que estas personas jamás serán un obstáculo en nuestro trabajo, ellos son el objetivo que debemos de alcanzar.

Todas aquellas entidades que se dedican principalmente al trato directo con los clientes, deben de comprender que no les estamos haciendo un favor al atenderlos, sino que ellos nos lo hacen a nosotros porque de eso depende el trabajo al que se están enfocando. El cliente no merece sólo un buen trato, merece un trato excelente que lo deje satisfecho como para que recomiende nuestros servicios y/o productos.

Servicio y atención al cliente

Para dar un excelente trato a las personas, dos de las áreas de la compañía que tienen mayor impacto es el de servicio al cliente y la atención al cliente. A pesar de que son términos distintos, muchas personas y empresas suelen confundirlo y lo relacionan a los dos como uno sola, algo que definitivamente no se debe de hacer. El primero, que es el servicio al cliente, es el enfocado en atender las dudas, quejas y problemas que giran alrededor de los productos o servicios que la empresa está ofreciendo. Ya que uno de los objetivos de todo negocio es generar rentabilidad, es necesario que lo ofertado al mercado cumpla con los protocolos de calidad del producto y del servicio al cliente, y los precios.

Es erróneo pensar que la responsabilidad del servicio al cliente depende únicamente de aquellas personas que trabajan dentro del departamento de servicio al cliente, es decir, recepcionistas y vendedores. El trato con las personas depende de todos, no sólo de aquel grupo que se dedica a tratar con los clientes. Se puede decir que es un esfuerzo de todos los participantes que laboran dentro de la empresa, los aquellos pertenecientes al organigrama estructural de la compañía.

Nos referimos a la atención al cliente al trato que le damos a las personas cuando se interactua con ellas. Es por esto que tanto el servicio y la atención son dos conceptos estrechamente relacionados porque el conjunto de estos dos permitirá satisfacer las necesidades de los clientes. Y es que lo que buscan las personas es ser atendidas de forma amable y respetuosa, buscan sentirse importantes dentro de la empresa.

A pesar de que en, efecto, el servicio al cliente puede ser un tanto exhaustivo, es importante que para poder mejorar el trato hacia el cliente, las empresas busquen métodos que les ayude a agilizar el trato con ellos y una excelente opción es contratar un netsuite